IV EDICIÓN DEL CLUB DE LECTURA

Prólogo para una guerra” de Iván Repila

La última edición del Club de Lectura tuvo un agradable colofón con la sesión extra en que el dinamizador, Iván Repila, sometió a nuestra consideración su novela,

recientemente publicada, “Prólogo para una guerra“. Pocas veces se tiene el lujo de poder comentar con el autor los entresijos de la creación literaria, y más con un conversador tan ameno como es Iván, que se ofreció desinteresadamente.

BARCELONA 07 02 2017 Ivan Repila publica su novela Prologo para una guerra FOTO CHRISTIAN MORALES

Comenzó hablándonos de su trayectoria profesional; dedicado en principio a tareas de colaboración en ámbitos internacionales, siempre tuvo la pasión por escribir, actividad que le hace disfrutar mucho. Y así, en un principio, escribió pensando en su grupo de amigos, en su cuadrilla de siempre, formada en su mayoría por gente no demasiado interesada en la lectura. Nace así “Una comedia canalla“, con lenguaje llano, humor bestia, violencia, marihuana… aunque nos reconocía que tampoco consiguió que sus amigos le leyesen. “Ya veremos la película”, fue la contestación… por cierto que ahora que se han cedido los derechos para el cine augura, con ese humor tan suyo, que si la película llega a realizarse, también les dará pereza ir al cine a verla… “esperaremos a que esté en internet”, le parece oírles decir a estos amigos, muy queridos sin embargo.

La comedia canalla fue el primero de sus libros que se publicó, pero había ido precedido en su escritura por “El niño que robó el caballo de Atila“, del cual  mandó copias a las editoriales que más le interesaban, sin recibir apenas respuestas. Cuando el editor que por fin había publicado “Una comedia canalla”, Gonzalo Canedo, de “Libros del silencio” le preguntó si no tenía ninguna otra obra, Iván le contestó que sí, que de hecho se la había enviado sin obtener respuesta… Gonzalo rebuscó y encontró el envío, sin abrir… Después de leerlo, se interesó en editarlo, si bien encargando a Iván que lo “reescribiese”, que esta es una de las tareas de un buen editor, con el cual el autor llega a veces a “discutir” por las comas.

Este libro vería la luz cinco días después de la muerte de Gonzalo, con lo cual faltó la labor de un editor, que es también, entre otras cosas, el encargarse de dar visibilidad al libro, de posicionarlo en librerías, de gestionar la promoción. Por eso esta breve y terrible fábula (que ya fue leída y comentada en otra edición anterior del club) tuvo muy poquita promoción, ya que además el ánimo de su autor no era el mejor posible, pues había perdido con la muerte de Canedo no solo a su editor, sino a un gran amigo; dándose sin embargo la circunstancia curiosa de que fue traducida a varias lenguas, factor que después llamaría la atención de un sello “grande” como es Seix Barral, el que ha traído hasta nosotros esta tercera obra de Iván, que pasamos a comentar.

Dado su contacto con ese mundo de la colaboración, había ido tomando conciencia de un hecho que ha querido plasmar en esta novela: que el sueño de una Europa más justa y más solidaria que creíamos estar construyendo se está yendo lentamente al traste. Y puesto que de construir se trata, le había parecido interesante centrarse  en la figura de un constructor, de un arquitecto, que toma forma en el personaje de Emil, al cual da la réplica otro, el Mudo, que reúne en torno a sí una serie de figuras que pueden aludir a movimientos ciudadanos como el 15-M.

Asimismo, el autor trata de dotar a la novela de una estructura pareja, utilizando recursos más propios de un proyecto arquitectónico, que empieza con esbozos o dibujos, pasa después a un estadio de anteproyecto, ya mucho más técnico, posteriormente al proyecto y por fin a la ocupación. De ahí la peculiar numeración de los capítulos, que ya había detectado sagazmente y puesto de manifiesto en la misma presentación del libro que tuvo lugar en Librería Cámara de Bilbao la representante de las Bibliotecas Municipales de Santurtzi, Eva Aguirre, gran lectora que confesaba haberle entusiasmado la obra, entre otras cosas por estas aportaciones estilísticas.

En cuanto al lenguaje utilizado, lleno de imágenes y metáforas como es propio de Repila, algunos le reprochamos cierta oscuridad; Iván nos decía que era consciente de que el libro es complejo, pero que siempre busca la coherencia y le parecía que para lo que quiere transmitir en esta obra, una sensación de creciente agobio, era necesario utilizar la violencia y un lenguaje a veces un tanto torturante (muy lejos del de la “comedia canalla”, por ejemplo). Y reconocía que la crítica más acertada a su juicio de las que se han publicado de su libro, hasta el momento, la aparecida en el Diario El País, repartía por igual los elogios y los “palos”, precisamente por este elemento, el vocabulario elegido.

Puesto que nos dio opción a preguntar lo que quisiésemos, se habló del título, que nos confesaba que era el primero que en el mundo editorial le daban opción a decidir él;  de los nombres de los personajes, donde había optado por mantener a los “antisistema” sin nombre, como “El mudo” o “Hache”, mientras que el arquitecto y su mujer sí tienen nombre. También habló del tiempo que había invertido en la creación, unos dos años más otros seis meses para documentarse, pues el marco elegido, la arquitectura, le obligaba a informarse y destacaba la colaboración de muchos profesionales del tema, a los que había preguntado.

Y ya por fin, quisimos saber si estaba trabajando en otra obra, aunque no quiso desvelar gran cosa, pero nos dejo claro que algún proyecto está en marcha: estaremos atentos.

Como siempre nos despedimos con gran cordialidad, deseando que pronto llegue una nueva edición del club de lectura, a ser posible más larga, pues todos estuvimos de acuerdo en lo mucho que nos ha enriquecido esta experiencia, como lectores y en muchos otros aspectos.

Ana G.

Anuncios

2 comentarios en “IV EDICIÓN DEL CLUB DE LECTURA

  1. Mari Carmen dijo:

    Con cada club de lectura crece mi fascinación por la lectura. Ojalá tengamos más, con este magnífico dinamizador. Y como no mi humilde reconocimiento a Ana que hace unos maravillosos resúmenes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s