VIAJEROS POR SANTURTZI (VI)

Madrizzy, invitado del Marqués de Casa Torre en 1902

Los anfitriones, D. José María de Lizana y La Hormaza y Dª Dolores de Chávarri de Lizana Procedencia de la il.: “La ilustración española y americana”

Entre los visitantes del pueblo que a lo largo del tiempo han sido unos lo eran por placer, otros por trabajo y aún los hubo que aunaban ambos, como es el caso de

Madrizzy, castizo pseudónimo del periodista y traductor René Halphen (¿?- post 1929), nacido francés y afincado en Madrid para convertirse en uno de los grandes cronistas de sociedad de finales del siglo XIX e inicios del XX.

Los anfitriones, D. José María de Lizana y La Hormaza y Dª Dolores de Chávarri de Lizana Procedencia de la il.: “La ilustración española y americana”

Los anfitriones, D. José María de Lizana y La Hormaza y Dª Dolores de Chávarri de Lizana
Procedencia de la il.: “La ilustración española y americana”

Madrizzy, un adelantado a la “movida madrileña” en lo de escribir Madrid con “z”, se movía incansable y como pez en el agua entre la aristocracia toda, que esto de la crónica de sociedad es sin duda actividad más agradable que la crónica social. Frutos de esta denodada labor, nuestro periodista publicaba sus reportajes en las secciones de “Ecos de sociedad” de los periódicos “Por esos mundos”, “El Gráfico”, “La Correspondencia de España” y en las revistas “Gran Mundo y Sport” y “Blanco y Negro”.

Y así, de salón en salón, vino a caer René en el del VI Marqués de Casa Torre, título que ostentaba aquel año José María de Lizana y de La Hormaza y legó a la posteridad una por supuesto laudatoria descripción del interior del edificio y la curiosa historia familiar de la procedencia del mobiliario que publicó en el número de 19 de julio de 1902 de “La Correspondencia de España”.

De su peso cae que el gran cronista, auténtico Jaime Peñafiel del momento, no podía dejar de acudir a los veranos del Santurtzi de la época, rebosante el pueblo como estaba de monarcas, aristócratas, ricos, famosos y otras gentes de buen vivir siempre deseosas de salir en los papeles, que el que no aparecía en la prensa es que no era nadie.

Sin más, cruzamos la puerta de rejería protegida por sendos leones y penetramos en la CT, invitados del Marqués nosotros también.

DESDE SANTURCE

16 de julio 1902

Los alrededores de Bilbao, sobre todo, á orilla del mar, están sembrados de sitios de recreo deliciosos. Villas elegantes y chalets de construccion caprichosa siguen unos á otras formando lazos y guirnaldas.

En Las Arenas, Portugalete y Santurce todas las fincas son de recreo y pertenecen á las familias bilbainas más distinguidas.

Entre las más hermosas figura en primera línea la casa solariega del marqués de Casa Torre en Santurce. Este palacio cuyo jardín, lleno de centenares de rosales, llega hasta la plaza del pueblecito, y cuya entrada está guardada por dos leones de mármol blanco, tan artísticos como pacíficos, fué construído por el padre del actual marqués.

La Casa Torre en 1895 Procedencia de la il.: Archivo Municipal de Burgos. Fondo Cortés. https://elbolintxies.wordpress.com/2015/03/02/las-imagenes-del-santurtzi-de-1896-del-fotografo-juan-antonio-cortes/

La Casa Torre en 1895
Procedencia de la il.: Archivo Municipal de Burgos. Fondo Cortés. https://elbolintxies.wordpress.com/2015/03/02/las-imagenes-del-santurtzi-de-1896-del-fotografo-juan-antonio-cortes/

Está amueblado con sumo gusto y el confort reina en todas las habitaciones. Magnífica escalera que precede á vasto recibimiento, ancho despacho, comedor modelo, cuyas paredes están adornadas de fuentes de plata repujada y cuyos muebles de taracea, de procedencia inglesa, son elegantísimos; galería espaciosa y fresca, billar, jardín encantador, constituyen un conjunto seductor; pero el tesoro artistico de la casa está repartido en el gran salon y en los dos pequeños contiguos hay una coleccion notable de seis muebles de Boule: dos bibliotecas-vitrinas, dos cómodas y dos mesas de la forma más graciosa y ligera que se puede uno imaginar, de elegancia incomparable.

Ejemplo de mueble Boule. Entredós Napoleón III en madera ebonizada y marquetería Boulle de carey y latón con aplicaciones de bronce dorado, de la segunda mitad del siglo XIX. No perteneció a la Casa Torre Procedencia de la il.: bBalclis.com

Ejemplo de mueble Boule. Entredós Napoleón III en madera ebonizada y marquetería Boulle de carey y latón con aplicaciones de bronce dorado, de la segunda mitad del siglo XIX. No perteneció a la Casa Torre
Procedencia de la il.: bBalclis.com

Están todas en estado perfecto de conservacion y las finas incrustaciones de madera, cobre y concha que dieron tan universal fama al ebanista del siglo XVII, lucen sus esplendores entre las riquísimas sedas brochadas color amarillo de la sillería y de las cortinas.

Estos muebles, que tantos aficionados el arte envidiarán al marqués de Casa Torre, proceden de una casa que posee el distinguido diputado por Durango en Igea de Cernago (Logroño), es herencia de familia y tienen una historia curiosa.

El primer marqués de Casa-Torre recibió este título de Felipe V que le profesaba mucho cariño y lo colmó de beneficios; pero llegó un momento, cosa que suele ocurrir con las amistades reales, que el marqués cayó en desgracia y que su rey y señor, en prueba de su resentimiento le desterró á Burdeos, donde al cabo de bastantes años murió dejando á sus herederos una casa espléndidamente puesta; entre los muchos objetos de arte figuraba la coleccion de muebles de Boule, que eran de moda entonces, y que de no ocurrir la pelea entre Felipe V y su antepasado, el actual marqués de Casa-Torre no poseería ahora.

Además de ese tesoro, hay también un magnífico jarron de mafil, finísimamente obrado, regalo del rey, antes de la pelea sin duda, y una serie de tapices que también hacen soñar. Adornan el recibimiento de la entrada y la escalera; representan la destruccion de Cartago, los amores de Acteon, Hércules y otros asuntos mitológicos. Los colores son tan vivos y el estado de conservacion tan perfecto, que de no conocer la procedencia, se podría creer que se acaban de fabricar.

Estas son las riquezas artísticas que contiene la casa aristocrática de Santurce, hay otra además que no se debe olvidar por tener inestimable valor, es la acogida tan amable y cariñosa que los dueños de la casa reservan á sus amigos.

                        Madrizzy

Altillo de la CT, actualmente visitable, en el que destaca la viguería de madera. Fuente de la il.: Ikapero.com

Altillo de la CT, actualmente visitable, en el que destaca la viguería de madera.
Fuente de la il.: Ikapero.com

Biblioteca Central (E.B.C.)

Anuncios

Un comentario en “VIAJEROS POR SANTURTZI (VI)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s