VERANEANTES POR SANTURTZI (II)

Matilde Orbegozo Jugo y Diego Mazas Torre

Diego MazasDiego Mazas, un agente comercial bilbaino enriquecido,  construyó en el límite con Portugalete una casa de campo  a la que llamó “Peñota” una de las viviendas más literarias que conocemos, origen de una saga de gente de letras que

llega a nuestros días.

Diego Mazas (1867-1925)

En el chalet construido en 1882 encontramos a Don Diego, al que el dinero ya le venía de su padre, fundador de la empresa Santa Ana de Bolueta y al que también le daba por construir, por ejemplo la famosa “casa Mazas” en Bilbao, primer edificio de pisos en Albia. Diego a más de dedicarse al comercio era hombre culto que colaboró con “Hermes” la revista insignia de la intelectualidad vasca de la época, además de editar varias conferencias en la sociedad bilbaina “El Sitio”.

Retrato de Diego Mazas por Juan de Barroeta Fuente de la il.: El Mareómetro

Retrato de Diego Mazas por Juan de Barroeta
Fuente de la il.: El Mareómetro

Matilde Raimunda de Orbegozo y Jugo (1837-1891)

Doña Matilde, prima de Unamuno,  se inició en la poesía y trató de seguir los pasos de la escritora cubana y precursora del feminismo Gertrudis Gómez de Avellaneda, ya consagrada en el momento en que a los 21 años la conoció, dedicándole Matilde el poema que comienza:

¿Cómo osaré silvestre fierecilla
alzar la frente mustia y ruborosa
si más mi escaso mérito me humilla
viéndome al lado de brillante rosa?

Su matrimonio a los 23 años le llevó a abandonar su producción poética, hasta entonces escasa y de marcado carácter religioso. Nos consta que por su casa de Peñota, que en el pueblo siempre se ha conocido como “el chalet de Mazas” desfilaron numerosos escritores de la época, entre ellos Pedro Antonio de Alarcón o Antonio Trueba.

Benito Pérez Galdós, que no era bueno, retrata así a las hermanas en su Episodio Nacional “Luchana”: “(…) las niñas (…) Orbegozo. Señoras y señoritas de la clase mayorazguil, las del patriciado comercial, las de los menestrales y tenderos (…)”. Vamos que para nada era bueno Don Benito.

Matilde Orbegozo y Jugo Fuente de la il.: Euskal Museoa

Matilde Orbegozo y Jugo
Fuente de la il.: Euskal Museoa

Joaquín Mazas Orbegozo (1860-1890)

Hijo de la poetisa, se dió a conocer como periodista en los periódicos madrileños El Globo y y El porvenir vascongado de Bilbao. La Diputación vizcaína le nombró en 1889 archivero y cronista del Señorío, sucediendo a Antonio Trueba para un puesto al que también optaba Miguel de Unamuno.  Como archivero y cronista apenas dejó huella ya que falleció el 23 de marzo del año siguiente.

Rafael Sánchez Mazas (1894 1966)

En el chalet de Peñota, con acceso directo a la playa de El Salto,  pasaría sus veranos entre baño y baño Rafael Sánchez Mazas, hijo de Rosario Mazas y nieto por tanto de Matilde. Rafael formaría parte del grupo de intelectuales franquistas, falangista de primera hora y colaborador en la redacción del himno de Falange “Cara al sol”. Como escritor destaca por una primeriza Pequeñas memoria de Tarín y ya a partir de los años cincuenta La vida nueva de Pedrito de Andía (1951) Cuatro lances de boda (1952) y Las Aguas de Arbeloa y otras cuestiones (1956).

Javier Cercas tomaría en 2001 un lance de su vida durante la guerra civil para su novela Soldados de Salamina, llevada el año siguente al cine por David Trueba.

Rafael Sánchez Mazas Fuente de la il.: Wikipedia

Rafael Sánchez Mazas
Fuente de la il.: Wikipedia

Rafael Sánchez Ferlosio (1927-)

Hijo del anterior y novelista, ensayista, gramático y lingüista entre otras cosas. Como novelista se encuadra dentro de la llamada “Generación de los 50” Y ha merecido Los premios Cervantes (2004) y Nacional de las letras (2009).

Su novela El Jarama revolucionó el panorama de las letras españolas y obtuvo el Nadal en 1955 y el Premio de la Crítica al año siguiente.

Rafael Sánchez Ferlosio Fuente de la il.: http://pasenylean.com/

Rafael Sánchez Ferlosio
Fuente de la il.: http://pasenylean.com/

Chico Sánchez Ferlosio (1940-2003)

José Antonio Julio Onésimo, que así le vino a poner su padre en el bautismo, suponemos que para dejar meridianamente claras sus ideas políticas, pronto le enmendaría la plana y aplicaría su talento poético a la composición de canciones antifranquistas que muchas veces no grabó el mismo, pero sí otros cantantes como Joan Báez, Soledad Bravo, Victor Jara, Quilapayún, Amancio Prada o Joaquín Sabina. Alguno de los  temas más conocidos son: Gallo rojo, gallo negro, La hierba de los caminos, La Quinta Brigada o A la huelga.

Portada del Album “A contratiempo”, de Chicho Sánchez Ferlosio Fuente de la il.: rebeldemule.org

Portada del Album “A contratiempo”, de Chicho Sánchez Ferlosio
Fuente de la il.: rebeldemule.org

Y todo se gestó en una casa en Bilbao y en este chalet de Peñota, en Santurtzi.

Postal de época. Fuente de la il.: El Mareómetro

Chalet de Mazas en Peñota. Postal de época

Biblioteca Central (E.B.C.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s