VERANEANTES POR SANTURTZI (I)

La actriz Matilde Rodriguez (1860-1913)

05 MINIATURABien estaba en la época tomarse un baño de sales “La Marítima Santurce” que en el caso de no producir los benéficos efectos anunciados tampoco es que fueran a matarte, pero lo verdaderamente cool,

lo más, era pasar la temporada en el pueblo, que se ponía de bote en bote y no cabía un alfiler y podías dejarte ver en la misa mayor o ir de postureo por el puerto o de paseo por Lo Liso, que más que un paseo aquello parecía un photo-call. Y entre la fauna y flora que se daba cita en los veranos santurtziarras no podían faltar representantes de la farándula, antes como ahora muy dados a dejarse caer por los lugares de moda.

Este es el caso de Matilde Rodríguez, de la que hoy nadie se acuerda pero muy famosa en su momento, una auténtica primera dama de la escena española de finales de siglo XIX y principios del XX. A Matilde la encontramos paseándose por el pueblo junto a su marido, el también actor José Rubio Laínez durante el caluroso agosto de 1901, y quién sabe si deteniéndose para firmar un autógrafo a Arturo Salazar y señora, matrimonio éste que consideraba necesario anunciar a sus amistades y al mundo en general sus periódicos traslados estivales a “su finca de Santurce” a través de las páginas de “El Heraldo Alavés”.

La actriz Matilde Rodríguez hacia 1905

La actriz Matilde Rodríguez hacia 1905

Matilde y su marido una vez cargadas las pilas volvían a su residencia madrileña dispuestos a seguir cosechando éxitos en el Teatro Español con obras de Arniches, o de Pérez Galdós o de los Alvarez Quintero, que llevaban los mismos apellidos porque eran hermanos y triunfaba todo lo que escribían.

Y a esperar a que llegara un nuevo agosto y con él las sardinas en las pailas y los baños en las rocas y ver los barcos salir o entrar por la ría y los chicharrillos en la plaza y llegarse hasta Portugalete para pasar el Puente Colgante o coger el tranvía eléctrico a Bilbao y, en fin, todas esas cosas a las que antes como ahora se dedican los veraneantes.

Fuente de la il: Biblioteca Nacional Portada de “Madrid cómico” nº 85 de 5 de octubre de 1885 dedicada a Matilde Fernández e incluyendo los siguientes versos:

Fuente de la il: Biblioteca Nacional
Portada de “Madrid cómico” nº 85 de 5 de octubre de 1885 dedicada a Matilde Fernández e incluyendo los siguientes versos:

Dama joven de talento,

de gracia y de distinción:

al arte del lucimiento

Lo digo como lo siento…

con todo mi corazón!

Biblioteca Central (E.B.C.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s