El Bar Mila. Una foto en 3D

03 IMAGEN 1-Bar MilaHace algunos años un comercio de La Txitxarra editó unos calendarios de bolsillo a partir de fotos aportadas por el vecindario. Una de ellas correspondía al antiguo Bar Mila, una imagen a la que ahora

vamos a dar una tercera dimensión.

Porque la fotografía, al igual que la pintura es una técnica, a veces un arte, de sólo dos dimensiones. Para entendernos: que es plana,  aunque los mejores fotógrafos consiguen si se lo proponen dar una ilusión de profundidad, tal como hacían los pintores renacentistas desde que descubrieron la perspectiva.

Nosotros no somos ni avezados fotógrafos ni rafaeles o leonardos, que ya nos gustaría y una herencia (pequeña) daríamos, a pesar de lo cual vamos a dotar a esta imagen de una tercera dimensión: la que le da la vida.

Porque una fotografía en sí misma puede aportar muy poco, como es este caso, una casa sencilla, unas placas sobre una puerta anunciando Schweepes, Kas y Coca-Cola, una mujer que mira a la cámara desde una escalera y poco más.

Dentro de pocos años habrán desaparecido las personas que conocieron el Bar, a la mujer de la escalera, los que saben lo que había detrás de muros, ventanas y puertas y la fotografía será entonces verdaderamente plana. Nos dirá muy,  muy poco.

Y sin embargo, bares, que lugares…

Bar Mila en La Txitxarra Fuente de la il.: Calendario 2009 editado por Antolín Joyeros (Genaro Oráa, 2)

Bar Mila en La Txitxarra
Fuente de la il.: Calendario 2009 editado por Antolín Joyeros (Genaro Oráa, 2)

Porque los viejos del lugar cuentan y no paran que:

El Bar, que ocupaba toda la planta baja que se aprecia en la foto se encontraba en la calle Genaro Oráa, a la altura del número 9 muy cerca del antiguo lavadero de La Txitxarra y lo regentaban Serafín y su mujer, Mila, que no hay que ser muy despiertos para ver de dónde el nombre del negocio.

Y dicen además que tras la puerta de la derecha te dabas de frente con un futbolín que debía de ser de magia potagia, porque te lo cuente quién te lo cuente, todos ganaban y por goleada además. Pena no haber estado allí… que el del bar de mi barrio no era tan mágico.

Y cuentan que en la puerta principal, la de las placas, el día del Corpus se colocaba el altar correspondiente, que para eso eran los años del nacionalcatolicismo. Y ya no se podía entrar por ahí. ¿Y el Bar, y el dar de beber al sediento? Por la puerta del futbolín, faltaría más.

Y a dios rogando y con el mazo… pues eso,  porque también dicen (ojo, que lo atestiguan ellos, ancianos que por su avanzada edad parecen inviolables por la Ley del hombre y no nosotros…) que por la puerta de la izquierda, correspondiente al igual que la ventana a la cocina del negocio, se trasegó la mayor cantidad de tabaco de estraperlo que el pueblo ha conocido.

Doña Marina en la escalera de la vivienda

Doña Carmen “La Coronela” en la escalera de la vivienda

¿Y el piso superior con sus cuatro ventanas? ¿El comedor del establecimiento? De ninguna manera. Una vivienda en la que anteriormente habían residido Vicenta Aguirre y su esposo Mariano Villanueva y en la que en el momento de tomarse la instantánea vivían “La Coronela”,  que es la mujer que desde la escalera de patín mira al fotógrafo y su hija Marinita, más tarde conocida como Marina “la de La Coronela”.

Y el que quiera desmentir, rectificar o abundar, ya sabe que puede utilizar el recuadrito “Deja un comentario” de más bajo. Que seguro que todavía colean los que una vez o más dijeron:

Jefe, no se queje
Y sirva otra copita más

Biblioteca Central (E.B.C.)

Anuncios

2 comentarios en “El Bar Mila. Una foto en 3D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s