El farol de Artecalle

10 En el entornoSon numerosos los santurtziarras que para abastecer despensas y neveras se llegan hasta el mercado de La Ribera atravesando el Casco Viejo bilbaino. En una de sus calles, enfrente del mercado

podemos ver aún una hornacina dedicada a la santísima trinidad que dio lugar a una de las más populares bibainadas “El farol de Artecalle” y que como todas ellas tiene una historia en el origen.

El farol de Artecalle en su estado actual Fuente de la il.: http://www.panoramio.com/photo/113529682

El farol de Artecalle en su estado actual
Fuente de la il.: http://www.panoramio.com/photo/113529682

A finales del siglo XIX habitaba en la Villa el escribano Juan de Onzoño, del que era fama que había empapelado al famoso y montaraz guerrillero carlista conocido como Cura Santa Cruz. Este notario tenía una hermana, doña Dionisia, la cual, viviendo enfrente de la hornacina se cuidada de alimentar de aceite la lamparilla. Con ocasión de la epidemia de viruela que asoló Bilbao por esa época, doña Dionisia enfermó y no pudo atender la lamparilla.  Y nació la canción:

El farol de artecalle

tiene viruela

la pequeña de Onzoño

se muere de ella

 

El farol de Artecalle

no alumbra ya

si no le echa “aseite”

se apagará.

Si no conocéis el tema podéis escucharlo en youtube en las voces de la coral “Bilbotarrak” en plena calle o la más cuidada versión del Orfeón de Sestao.

“Bilbotarrak” en plena actuación Fuente de la il.: YouTube

“Bilbotarrak” en plena actuación
Fuente de la il.: YouTube

Biblioteca Central (E.B.C.)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s