VIAJEROS POR SANTURTZI (III)

El Brigadier Tofiño 1732-1795

FOTO 1-retratoMiro lo que he escrito y veo que en dos líneas dos embustes, porque Tofiño no era brigadier y tampoco

nos consta que estuviera en Santurtzi. Pero son unas casi verdades: Vicente Tofiño, que desempeñó el empleo de brigadier, escaló en el escalafón hasta alcanzar al grado de Jefe de Escuadra, especie de Vicealmirante para entendernos, pero lo que la Marina le dio la Historia le quitó y ha pasado a la misma con el elegante y sonoro pero inferior en rango título de Brigadier. Y por otra parte y  vistos los trabajos que por aquí le trajeron es prácticamente seguro que visitara el pueblo para entrevistarse con el Piloto Mayor que obligatoriamente debía residir en Santurtzi.

Retrato de Vicente Tofiño Procedencia de la il.: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/tofino.htm

Retrato de Vicente Tofiño
Procedencia de la il.: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/tofino.htm

Vicente Tofiño de San Miguel, gaditano de San Fernando, fue uno de aquellos marinos científicos que dió la Ilustración, al igual que lo fuera su coetáneo Cosme Damián Churruca o el bilbaino y alumno suyo José de Mazarredo y Salazar al que la Villa dedicó alameda.

Militar en ejercicio, profesor y astrónomo de reconocido prestigio nuestro gaditano, a quien también su ciudad dedicó calle, puso en marcha entre 1783 y 1789 el trabajo hidrográfico por excelencia del siglo XVIII español: el atlas marítimo de las costas españolas.

Así pues en el año del Señor de 1789 encontramos a nuestro Brigadier fondeado en el Abra al mando de una Fragata y un Bergantín y contando con unos cuantos relojes necesarios para comenzar los trabajos diarios con la determinación de la longitud.

Fruto de su trabajo es el siguiente plano en el que podemos observar la muy poco densa trama urbana del pequeño pueblo que entonces era Santurtzi,  del que refleja la iglesia (San Jorge) y un pequeño grupo de casas en su entorno. No deja Tofiño de señalar las baterías de defensa mantenidas por la Villa de Bilbao en los lugares de Campillo (San Bartolomé), Las Cuartas (San Jerónimo) y Jibeles (San Carlos) y detallar la costa escarpada y en las cercanías del pequeño puerto de pescadores los arrecifes de Los Palos y por supuesto, la peligrosa barra situada entre Santurtzi y Portugalete que tantos naufragios causó al par que servía de sustento a nuestros pilotos lemanes.

FOTO 2-plano

No contento con realizar las cartas naúticas nuestro hombre escribió un derrotero de las mismas costas, esto es,  un libro con una descripción detallada, vientos, corrientes, enfilaciones, peligros y cuantos datos puedan contribuir a facilitar la navegación que tituló “Derrotero de las costas de España en el Océano Atlántico, y de las Islas Azores ó Terceras, para inteligencia y uso de las cartas esféricas presentadas al Rey..

De su derrotero varias cosas llaman hoy nuestra atención, como el hecho de que los jarrilleros, al igual que ocurriría en Santurtzi, reciclaran los cañones viejos en bolardos para el amarre de las embarcaciones o su afirmación de que todos los prácticos fueran de Santurtzi.

Resulta interesante su observación de que en caso de mala mar y no saliendo por ello los prácticos el Piloto Mayor dirigía a las embarcaciones desde las baterías antes mencionadas. En la cercanía a las mismas es probable que se fundamente la obligación de residencia en Santurtzi del Piloto Mayor, que, recordemos, no necesariamente debía ser natural del pueblo.

Dejemos hablar, o mejor dicho escribir a nuestro Brigadier.

FOTO 3-derrotero-portada

DESCRIPCIÓN DE LA CONCHA Y RÍO DE BILBAO 

            Desde la Punta de la Galea sigue la Costa escarpada y de color blanco al S. 34º E. la distancia de una milla y cuatro y medio décimos, donde está la Punta y Bateria de San Ignacio: la Punta es de color roxo, y de ella nacen una porción de Islotes y piedras ocultas con dirección al NO. la distancia de dos cables largos, y al N. 45º 30’ O. distancia media milla y á cable y medio de la Costa está un Baxo, que en baxamar descubre como una boya y nombran la piedra del Piloto. En el intermedio de las dos Puntas y en lo alto del escarpado está el Castillo de la Galea.

           Al S. 20º E. ocho y medio décimos de milla de la Punta de San Ignacio está la de Begoña con Batería, entre ellas hace ensenada y su medianía está la Población de Argota con un muelle para faluchos.

          Desde la Punta anterior principia playa, que corre al S. 22º 55’ O. ocho y medio décimos de milla hasta la boca del río de Bilbao, la cual está formada por dos muelles que siguen río adentro hasta dicha Villa, que dista tres leguas de la embocadura del río.

Villa de Portugalete

        Al S. 26º 43′ E. de la embocadura de dicho río, distante de ella tres y medio décimos de milla está la Villa de Portugalete sobre la ribera occidental: en este paraje es el más cómodo fondeadero de las embarcaciones de algún porte, por ser lo más hondable del río, y tener hácia todas partes la comodidad de muelles y cañones clavados en ellos para amarrarse. Está por latitud N. 43″ 20’ 10″ y longitud oriental de Cádiz 3º 22′ 40″.

Villa de Bilbao

         Bilbao es la capital de Bizcaya y es villa de grande comercio. Algunas embarcaciones de porte llegan hasta sus muelles, valiéndose de las grandes mareas, pero lo más común es quedarse en Olaviaga, que dista una legua, y allí hacen sus cargas y descargas, y las que no deben detenerse mucho tiempo quedan en Portugalete, donde tienen muy pronta la salida cuando les cuadre el viento y la marea.

Santurce

       Desde la boca del río sigue Costa alta y con pedruscos próximos al N., 69″ 20’ O. media milla donde está la población de Santurce con un pequeño muelle, que á dos tercios de marea vaciante queda en seco y es su fondo de piedra. En este muelle y esquina de la primer casa del pueblo termina el Señorío de Bizcaya, y empiezan las Encartaciones. 

Prácticos de la barra

         En esta población habita el Piloto mayor de la Barra y todos los Prácticos. Desde Santurce sigue la Costa igualmente alta al N. 41º O. cuatro y medio décimos de milla hasta una Batería que nombran el Campillo: desde cuyo punto sigue al N. 56º 30’ O. tres millas donde está la Punta de Puerto Sevallo, advirtiendo que á la distancia de cuatro y medio décimos de milla de la Batería del Campillo está la de las Quartas, á doble distancia la de Xebiles, y á la de dos millas la población de Siérvana, metida en una cañada con una pequeña cala donde se acogen algunos barcos de pescar.

Punta de Luzero

        Desde la punta de Puerto Sevallo se dirige la Costa al N. 82º O. cuatro décimos de milla hasta la de Luzuero, y desde ella va del O. para el S. formando arco y un gran frontón de tierra alta, árida, con Islotillos próximos, y termina en una montaña aguda que llaman monte Luzuero. Entre Siérvana y Santurce también se eleva otro monte, que llaman el Pico de Serantes.

Entrada en el río de Bilbao

       La entrada del río es de Barra, que principia desde el frente de Santurce y es variable. En la actualidad tiene cuatro y medio piés de fondo en la baxamar: y en el invierno es muy peligrosa por la mucha mar que se introduce en esta concha, que muchas veces impide la salida del Práctico.

        Las marcas actuales para entrar son enfilar la iglesia mayor de Portugalete, que está en alto y es muy visible, con la iglesia de Cestaos, que también es visible, porque está situada sobre una loma en la Costa occidental del río sin que haya otra por su contorno y corren una por otra al S. 33º 30’ E. Siguiendo esta enfilación se rebasará la Barra y se introducirá por medio de los dos muelles libre ya de todo riesgo.

      Esta marca no se puede considerar constante, porque debe variarse siempre que lo hace la dirección de la Barra, por lo que no se debe entrar sin Práctico: cuando el tiempo es bueno se encuentran muchos, porque todos los pescadores lo son para conducir hasta las inmediaciones de la Barra, donde sale el Piloto mayor á dirigir la entrada. Cuando se presenta embarcación forzada del tiempo y no puede salir el Práctico, tiene cuidado de ponerse sobre una de las Baterías que están al NO. de Santurce, y con una bandera encarnada hace señal para que se incline más á babor ó estribor, á fin de que navegue por el mayor fondo: lo que puede servir de prevención.

Embarcaciones s. XVIII Fuente de la il.: http://www.todoababor.es/pinturas/parte8/mb-vista- mercantes.jpg

Embarcaciones s. XVIII
Fuente de la il.: http://www.todoababor.es/pinturas/parte8/mb-vista- mercantes.jpg

       Si se llegase á hora que no haya marea para entrar, ó que el viento no lo permita, se puede fondear en la concha: y el mejor paraje es por la medianía entre la Punta de Luzuero y la de la Galea cuando esta se enfila con Cabo Villano por 16 brazas arena: en cuyo paraje tiene mucho espacio, para que si el viento de travesía lo hiciere garrar, ó que le falte el cable pueda dar fondo á otra ancla. En verano podrá fondear más dentro por 10 ó 12 brazas, que todo es arena.

Reconocimiento de la concha de Bilbao

        El reconocimiento de esta concha es fácil si se viniese costeando, ya por el terreno blanco de la Punta de la Galea, y ya por la misma Ensenada que forma la concha. Si se estuviese sobre Santoña se conocerá esta concha por tres montañas puntiagudas que se presentan á la vista: la más Norte es la de Luzuero, la de enmedio, que es la más alta, es la de Serantes, y la más Sur aparenta estar aislada. En dirigiéndose á la primera se irá á la Punta de Luzuero.

      Viniendo de mar afuera también es fácil, porque las tierras que tiene al E. y al O. son altas, de modo que la concha presenta una grande abra y ensenada: y en aproximándose á ella se verá la tierra blanca de la Punta de la Galea, que no hay con quien equivocarla.

      Al SO. y próximo á la Punta de Luzuero está la Ensenada y Barra de Somorrostro, que solo es propia para pataches y la frecuentan todos los del tráfico de la vena de fierro por estar muy próximas las minas. Su entrada es atracando la Costa occidental, donde hay una batería y una Ermita dedicada á Nuestra Señora del Socorro, y en la oriental hay un grande playazo, que principia á verse de 5 á 6 leguas de distancia, y servirá para su reconocimiento.

Concluímos señalando que Vicente Tofiño fue el auténtico renovador de la cartografía española en el siglo XVIII; tanto es así que sus trabajos tuvieron vigencia hasta bien entrado el siglo XX.

Biblioteca Central (E.B.C.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s