Lector de tabaquería, un oficio singular

09 Te puede interesar-CARLOSEl placer de la lectura en voz alta que todos asociamos con la infancia, se remonta al menos a monasterios y conventos medievales y aunque mermó su importancia tras el desarrollo de la imprenta en el siglo XV, nunca desapareció del todo.

En Cuba la tradición de leer en voz alta en las fábricas de tabaco a operarias y operarios comenzó en 1865 y se convirtió en un hábito social. Es así como el “lector de tabaquería”, una de las figuras más distintivas de la cultura cubana, hizo de los tabaqueros los trabajadores más cultos de la isla.

El Consejo Nacional de Patrimonio de Cuba, ha reconocido la importancia cultural y singularidad de este oficio literario, elevándolo a la categoría de Patrimonio Cultural de la nación y aspira a que la lectura de tabaquería sea incluida por la UNESCO en su lista de Patrimonio Intangible de la Humanidad.

Si no habías oído hablar del tema y no sabías porqué los famosos habanos  “Montecristo” llevan ese nombre, clica en el enlace.

Biblioteca Central (E.B.C.)

Anuncios

Un comentario en “Lector de tabaquería, un oficio singular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s