17 de enero de 1967. La explosión del butano.

butano1La noche del 17 al 18 de enero de 1967 acaeció en Santurtzi un terrible accidente que aún perdura en la memoria de todos los santurtziarras que lo padecieron…

un accidente cuyas consecuencias materiales fueron cuantiosas pero que solo ocasionó quizás la pérdida de una única vida humana, la del jefe de la policía municipal que murió al día siguiente a causa de un infarto.

Publicado en  “La Gaceta” el 18 de enero de 1967

Publicado en “La Gaceta” el 18 de enero de 1967

Así pues, este año se cumplen 48 años de lo que en Santurtzi se ha denominado siempre la “explosión del butano”, accidente que pudo afectar además a otros pueblos de El Abra pero que, afortunadamente, no tuvo las consecuencias del dramático incendio de Santander en la noche del 15 al 16 de febrero de 1941, en el que se destruyeron 14 hectáreas de trama urbana.

Fuente de la fotografía: Santurtzi.biz

Fuente de la fotografía: Santurtzi.biz

 

Fuente de la fotografía: Santurtzi.biz

Fuente de la fotografía: Santurtzi.biz

Los testigos de aquel suceso siempre comienzan recordando que seguían atentos el episodio semanal de “Belfegor, el fantasma del Louvre” que estaba emitiendo la única cadena de televisión existente cuando escucharon el estruendo de una violentísima explosión que se produjo en las recién inauguradas instalaciones de desembarco de butano. Las crónicas de aquellos momentos angustiosos que vivió la población hablaban de un incendio originado por causas desconocidas que afectó a un tren con varios depósitos de butano licuado que se encontraba estacionado frente al muelle y cuyos aljibes fueron explotando sucesivamente, amenazando con propagarse a los depósitos de combustible de la CAMPSA. Gracias al trabajo de los bomberos de Bilbao, asistidos además por dotaciones procedentes de Santander y San Sebastián, y a la suerte, la propagación del fuego fue evitada por la constante refrigeración del agua y la espuma de los extintores cuando se cortó el suministro de aquella al quemarse el transformador. Solo quedaron afectados exteriormente y su altamente inflamable contenido no ardió.

Como consecuencia de las explosiones de los aljibes, se cortó el fluido eléctrico tanto en Santurtzi como en Portugalete y el pánico se adueñó de la población, que decidió evacuar sus casas por lo que pudiera suceder. La evacuación de aproximadamente 20.000 personas, casi la mitad de la población del municipio en 1967, se realizó en unas condiciones auténticamente dramáticas bajo un viento helado. Una marea humana se dirigió hacia Portugalete, Ortuella, Barakaldo…, donde fueron acogidos en casas de familiares y amigos durante una noche en la que poca gente pudo conciliar el sueño. Parte de los habitantes del Barrio San Juan ascendieron al Serantes para alejarse lo más posible del lugar del siniestro, siendo acogidos por los dueños de los caseríos ubicados en Ontanillas y Cercamar.

Publicado en  “La Gaceta” el 18 de enero de 1967

Publicado en “La Gaceta” el 18 de enero de 1967

El incendio quedó totalmente extinguido al día siguiente. A última hora de la tarde, la calma volvió a la población. Sin embargo, durante el día las calles y plazas, principalmente frente a la Casa Consistorial, se vieron abarrotadas de gente, toda vez que la mayor parte de los trabajadores no acudieron a las fábricas, talleres y oficinas, después de una noche de insomnio en la que el pánico imperó en Santurtzi y sus alrededores. Esta concentración humana se debía principalmente a que sin interrupción llegaban personas en busca de noticias de algunos familiares, sobre todo niños y ancianos, los cuales fueron evacuados y alojados en lugares habilitados para ellos, incluso en casas particulares y en los pueblos cercanos.

Las consecuencias del accidente fueron cuantiosas en lo material ya que 295 viviendas se vieron afectadas, hubo 778 damnificados (heridos leves a consecuencia de las explosiones en cadena y accidentados en la huida), 150 familias se quedaron sin hogar, pero solo hubo un único fallecido, el ya citado jefe de la policía municipal de Santurtzi, como consecuencia de un infarto, y un bombero sufrió quemaduras de pronóstico reservado.

Fuente de la fotografía: Santurtzi.biz

Fuente de la fotografía: Santurtzi.biz

Las casas mas próximas al lugar del accidente, situadas frente a los depósitos de la CAMPSA, estaban reventadas, sus estructuras en pie pero los tabiques, incluso los interiores, destrozados. Por fortuna, sus vecinos salieron precipitadamente de sus hogares tan pronto como se declaró el incendio. La primera explosión se produjo una hora después de producirse el incendio. Los edificios de la Compañía de Butano, así como los de la CAMPSA sufrieron daños de bastante consideración. Sin embargo, el Depósito Franco contiguo a dichas instalaciones no sufrió grandes daños. Se rompieron infinidad de cristales no sólo de Santurtzi sino incluso de Las Arenas y Algorta, poblaciones situadas al otro lado de la ría, por efecto de la onda expansiva.

El inmenso susto se tornó en indignación y una semana después, el 23 de enero, se produjo una manifestación espontánea de protesta que exigía responsabilidades y algunos incidentes ante la Casa Consistorial, lanzamiento de piedras incluido contra el edificio y a la policía que acudió a disolver la manifestación. La protesta se saldó con la detención de algunos manifestantes, que fueron puestos en libertad a las pocas horas.

Para socorrer a los damnificados que perdieron sus domicilios, el Ministerio de Vivienda construyó una barriada de 200 barracones prefabricados que recibieron el nombre de El Burgo, en donde ahora se ubica el parque de Mirabueno.

Anuncios

4 comentarios en “17 de enero de 1967. La explosión del butano.

  1. Iñaki Roda dijo:

    En 1967 yo tenia 22 años, Vivia en Portugalete,estabamos viendo por la tele la serie del fantasma de museo de Louvre de Paris BELFEGOR, me acuerdo de la explosión,luego las sirenas y después personas andando por la carretera hacia Sestao, hoy con 70 años no se me olvida.

    Me gusta

  2. Marije dijo:

    Vivia en Sestao, en el límite con Portugaletr. Tenia 6 años. Recuerdo a mis padres viendo la gente que venía hacia Sestao y escuchando la radio. Luego a mis tíos que vivían en Santurtzi y estuvieron unos días en casa.

    Me gusta

  3. jesus vazquez dijo:

    Yo tenía cinco años y vivia en mamariga. No recuerdo la explosión, pero recuerdo que mi madre me sacó a al calle en pijama emvuelto en una manta. Hacia mucho calor y se veía un resplandor por detrás de las casas de regales. Bajamos a la estación de santurce, los trenes iban abarrotados de gente. Pasamos unos días en casa de unos amigos en Bilbao.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s